jueves, 23 de noviembre de 2017

SUPLEMENTOS ANTIOXIDANTES NO PREVIENEN ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES NI CÁNCER

Los suplementos antioxidantes no previenen las enfermedades cardiovasculares y el cáncer

Los suplementos antioxidantes gozan de un gran predicamento popular para prevenir el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el alzhéimer y otras dolencias crónicas. Se estima que el 20-40% de la población en Europa y EE UU consume estos complementos dietéticos, y que en España esta proporción es menor del 10%. El gran negocio que representan los suplementos antioxidantes y vitamínicos en general ha propiciado la realización de infinidad de estudios de muy variada calidad sobre sus supuestos beneficios para la salud.

Las conclusiones de estas investigaciones son lo suficientemente discordantes como para dar pie a la difusión de mensajes diversos, más o menos autorizados, sobre las bondades de estos productos. En muchos de ellos se mezcla la retórica científica sobre los efectos nocivos de los radicales libres (producidos por las radiaciones ionizantes, el tabaco y, en general, las reacciones oxidativas) y el efecto protector de los suplementos antioxidantes. Sin embargo, esta “lógica antioxidante” resulta ser un mito porque no está apoyada por evidencias científicas. 

Mensaje probablemente falso
“Los suplementos antioxidantes previenen las enfermedades”


Evaluación

El mensaje se considera probablemente falso por ser baja la confianza en los resultados de la investigación que indican que la suplementación con antioxidantes reduce el riesgo de mortalidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Las evidencias científicas actuales no respaldan el consumo de suplementos antioxidantes en la población general para la prevención de las enfermedades crónicas. Es más, en una guía del prestigioso National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE) del Reino Unido, se recomienda no tomar suplementos antioxidantes(vitamina E y/o C), betacaroteno o ácido fólico para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

En este contexto, algunos autores mencionan que estos suplementos deben considerarse como medicamentos y deben someterse a una evaluación suficiente antes de comercializarse. No se recomienda el consumo de suplementos de antioxidantes, sin indicación y supervisión médica. Su consumo puede ser perjudicial para la salud.

En vez de suplementos antioxidantes, lo que se recomienda es tomar frutas y verduras, que son alimentos ricos en vitaminas y minerales, incluyendo betacaroteno, vitamina A, vitamina C, vitamina E y selenio, que tienen un potencial efecto antioxidante. Es probable que buena parte de las propiedades saludables de las frutas y los vegetales se deban en cierta medida a su elevado contenido en compuestos antioxidantes. 

Qué dice la ciencia


Las evidencias científicas actuales no apoyan el uso de suplementos antioxidantes en la población general o en pacientes con varias enfermedades.

Confianza en los resultados de la investigación

La calidad global de los estudios sobre los efectos beneficiosos para la salud de los suplementos antioxidantes es baja. Los resultados que sugieren que estos suplementos podrían reducir el riesgo de muerte prematura o de sufrir enfermedades crónicas como el cáncer o las cardiovasculares tienen un grado de certeza bajo, de tal modo que en realidad podrían ser muy diferentes, es decir, probablemente son falsos.


Para saber más

Referencias y recursos


Esta revisión sistemática de las evidencias científicas publicada por la Cochrane Library contiene un resumen en lenguaje sencillo.

> Antioxidantes: peor que inútiles

Artículo publicado en El País en el que se informa de que los suplementos vitamínicos no sólo no previenen las enfermedades, sino que elevan la mortalidad.

Fuente: https://www.upf.edu/web/nutrimedia/-/los-suplementos-antioxidantes-no-previenen-las-enfermedades-cardiovasculares-y-el-cancer#.Whcr2EriWM8

Artículo en mención: 

REPORTAJE:
Antioxidantes: peor que inútiles

Los suplementos vitamínicos no sólo no previenen las enfermedades, sino que elevan la mortalidad

GONZALO CASINO

La promesa de salud y longevidad creada en las últimas décadas por los suplementos antioxidantes se ha desvanecido. Si se guiaran por las pruebas científicas y no por los cantos de sirena de la publicidad, los muchos millones de personas que toman estos complementos dietéticos en Europa y EE UU (10-20% de la población) para prevenir el cáncer y otras enfermedades crónicas deberían dejar de hacerlo. Ya se sospechaba que tomar vitamina A, vitamina E, betacaroteno y otros antioxidantes, juntos o por separado, no tenía ningún efecto positivo apreciable sobre la salud, pero al menos se presumía que no era perjudicial. Ahora se ha comprobado, mediante el tipo de estudio que ofrece más garantías científicas, que las píldoras antioxidantes no sólo son un gasto inútil, sino que además pueden acortar la vida.

Del 8% al 10% de los españoles son consumidores habituales o cíclicos de suplementos vitamínicos

Los suplementos de betacaroteno y vitaminas A y E elevan la mortalidad un 7%, 16% y 4%, respectivamente

En la población sin carencias vitamínicas, el consejo médico debe insistir sobre los estilos de vida

Sólo los alimentos contienen la justa proporción de antioxidantes y tienen un efecto beneficioso comprobado

El gran negocio de los suplementos vitamínicos ha impulsado la realización de infinidad de estudios sobre sus posibles efectos beneficiosos en el envejecimiento, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer y otras muchas dolencias crónicas. Se han hecho investigaciones buenas, regulares y malas, y sus conclusiones han sido lo bastante discordantes como para no saber a ciencia cierta si los suplementos antioxidantes eran beneficiosos o nocivos para la salud. Obviamente, la publicidad se quedaba reiteradamente con los resultados más positivos.

"Las pruebas para demostrar la presencia o la ausencia de beneficios por el uso de multivitaminas y suplementos minerales para prevenir el cáncer y las enfermedades crónicas son insuficientes", dictaminaba en 2006 una revisión de los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU.

La herramienta científica que ahora ha demostrado que los suplementos antioxidantes no son inocuos se denomina "revisión sistemática con metaanálisis", esto es, un análisis estadístico global de los ensayos clínicos que han estudiado los efectos sobre la salud de los principales antioxidantes: betacaroteno, vitaminas A, E y C, y selenio. Y su veredicto, apoyado en 68 ensayos clínicos con 232.606 participantes, cuestiona la eficacia preventiva y la seguridad de estos suplementos.

"Nuestros resultados van más allá de las revisiones y guías anteriores, sugiriendo que los suplementos antioxidantes podrían no ser beneficiosos", explica a EL PAÍS el autor principal del trabajo, Goran Bjelakovic, de la Facultad de Medicina de Nis, en Serbia.

Los resultados de este estudio, publicado el 27 de febrero en el Journal of the American Medical Association (JAMA), muestran que el betacaroteno y las vitaminas A y E se asocian con incrementos de la mortalidad del 7%, 16% y 4%, respectivamente, mientras que la vitamina C y el selenio no parecen elevar el riesgo de muerte (el selenio podría disminuirlo, aunque no es seguro y hacen falta nuevos estudios para esclarecerlo, sostienen los autores del trabajo).

Muchos ciudadanos ya están hartos de estudios y mensajes de salud contradictorios. ¿Por qué habrían de fiarse de este estudio más que de los anteriores? ¿Cómo saber que lo que hoy es blanco mañana no será negro? "Los datos actuales son mucho más fiables que los que teníamos hasta ahora porque provienen de una revisión sistemática de estudios aleatorizados y porque son consistentes con revisiones previas", asegura el médico de familia Pablo Alonso Coello, investigador vinculado al Centro Cochrane Iberoamericano y ajeno al estudio del JAMA. "En principio, la confianza en estos resultados es alta y es poco probable que estudios posteriores modifiquen el efecto observado".

Así las cosas, ¿cuál es la recomendación más razonable? ¿Debe desaconsejarse el consumo de suplementos antioxidantes? "Está claro que no parece adecuado recomendar estos suplementos para la prevención de enfermedades", responde Javier Aranceta, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). "Lo que hay que hacer es tomar una dieta rica en frutas y verduras, porque sólo los alimentos naturales contienen la justa proporción de estos nutrientes y además está comprobado su efecto beneficioso".

Alonso Coello opina que hay que desaconsejar el consumo de estos suplementos porque "no tienen un efecto beneficioso y en cambio hay datos muy sugerentes de que pueden ser perjudiciales". Y añade: "En la población occidental, sin carencias vitamínicas y minerales, el consejo debe incidir sobre los estilos de vida: tomar una dieta equilibrada, evitar el sobrepeso, hacer ejercicio y no fumar".

Con todo, Aranceta recuerda que en España el consumo de suplementos antioxidantes no está tan extendido como en otros países. "Aquí se toman sobre todo complejos vitamínicos para el estrés o el cansancio. Aunque tampoco está comprobado su efecto beneficioso, al menos son fórmulas más completas", matiza. El 8-10% de los españoles son consumidores habituales o cíclicos de suplementos vitamínicos, frente al 30% de los anglosajones.

La elevación del 5% del riesgo de muerte por el consumo de antioxidantes que ha puesto de relieve el estudio del equipo de Goran Bjelakovic, podría ser incluso "conservadora", pues tal vez haya muchos estudios no publicados -y, por tanto, no incluidos en el metaanálisis- que probablemente sean neutrales o negativos.

Ajenos a este riesgo y a la falta de pruebas, muchas personas toman antioxidantes para mejorar su salud y prevenir el cáncer. Como recuerda Bjelakovic, "estamos expuestos a una intensa mercadotecnia con un mensaje contradictorio". Pero la situación, a juicio de Alonso Coello, se debe no sólo a la presión publicitaria, sino que es también "responsabilidad de los médicos mal informados y de las autoridades sanitarias, por no alertar de este incierto beneficio y de esta publicidad engañosa".

MERCADOTECNIA FRENTE A PRUEBAS CIENTÍFICAS

Los antioxidantes son un grupo de vitaminas, minerales, enzimas, pigmentos vegetales y otras sustancias. El interés que despiertan se debe a que anulan el efecto perjudicial de los radicales libres, producidos por la respiración, las radiaciones ionizantes, el tabaco y, en general, en las reacciones oxidativas del cuerpo (por eso se llaman antioxidantes). Digamos que la vida nos oxida por dentro produciendo radicales libres que dañan los genes y las células, favoreciendo el envejecimiento y algunas enfermedades, como las cardiovasculares o el cáncer.

Los principales antioxidantes son las vitaminas C y E, el betacaroteno (precursor de la vitamina A), los flavonoides y minerales como el selenio o el zinc. Aunque el cuerpo produce sus propios antioxidantes y el ejercicio favorece esta producción, la mayoría provienen de los vegetales que se toman en la dieta. Las propiedades saludables de las frutas y las verduras se deben en buena medida a su elevado contenido en antioxidantes.

¿Por qué no dar entonces suplementos antioxidantes para mejorar la salud? Muchos estudios han avalado esta lógica antioxidante y el supuesto efecto protector frente al cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer, la degeneración macular asociada a la edad y otras muchas enfermedades. Los mensajes de la publicidad se basan en los resultados positivos de algunos estudios. El problema es que no todos los estudios tienen la misma fiabilidad y ofrecen las mismas garantías.

Muchos de los resultados positivos provienen de estudios observacionales, es decir, aquellos en los que los investigadores observan qué pasa con un grupo de personas que toma suplementos antioxidantes y con otro grupo que no los toma. Pero en estos estudios, a diferencia de los ensayos clínicos aleatorizados (ECA), los investigadores no controlan desde el principio a los participantes y desconocen si ambos grupos tienen igual pronóstico. En los ECA los integrantes del grupo que toma antioxidantes y los del que no los toma se asignan al azar y, por tanto, tienen igual pronóstico. Los estudios observacionales decían que los suplementos tenían efectos preventivos y ahora la revisión sistemática de los ECA ha demostrado que no era así. Es algo parecido a lo que ocurrió con la terapia hormonal sustitutoria. Y ya sabemos cómo acabó la historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 2007
Barcelona 13 MAR 2007

Fuente: https://elpais.com/diario/2007/03/13/salud/1173740401_850215.html

LAS MATEMÁTICAS AYUDAN A UBICAR LA CONCIENCIA EN LOS ENTRAMADOS DEL CEREBRO

Las matemáticas ayudan a ubicar la consciencia en el cerebro

Un modelo de la corteza cerebral señala que el “núcleo de red” podría albergarla

¿Cómo emerge, de un sustrato material como el del cerebro, una actividad consciente? La pregunta sigue siendo uno de los enigmas principales de la ciencia actual, y se ha afrontado en los últimos años desde distintos ángulos. Lo que de momento parecen señalar las matemáticas es que, si el cerebro funciona como una red, la consciencia podría estar en su núcleo principal (pero no solo).

*Yaiza Martínez

Imagen: geralt. Fuente: Pixabay.

Cien mil millones de neuronas o células cerebrales y cien mil millones de sinapsis o conexiones entre ellas. Estos son algunos de los “números” de nuestro cerebro. 

¿Cómo puede surgir la consciencia de esa inmensidad? ¿Cómo emerge, de un sustrato material como el del cerebro, una actividad consciente? 

¿En qué consiste, en definitiva, este sistema cerebral altamente organizado –casi como una orquesta, según estudios realizados en los últimos años- que nos permite darnos cuenta de las cosas, adaptarnos al entorno, imaginar, calcular, prever, etc.? Estas cuestiones constituyen, a día de hoy, uno de los principales enigmas de la ciencia. 

Algunas explicaciones 

Una muestra de la complejidad de la cuestión es la diversidad de respuestas que ha generado en los últimos años. 

Hay neurocientíficos que apuestan por una explicación puramente materialista. Señalan, por ejemplo, que es en el córtex cerebral donde se genera la conciencia del entorno y de uno mismo; que la consciencia está alojada en una zona del tronco cerebral contigua a la médula espinal o que contamos con una “voz de la consciencia” gracias a la corteza prefrontal, una región del cerebro que participa en muchos de los procesos cognitivos y de lenguaje, y que está involucrada en la organización y en los procesos de toma de decisiones. 

Otros especialistas abogan por una respuesta sistémica. Afirman que la consciencia en realidad se distribuye por todo el cerebro, y no se encuentra en un lugar específico de éste. Desde esta perspectiva, la consciencia humana se ha estudiado con herramientas matemáticas que permiten analizar el funcionamiento de redes complejas, como la teoría de grafos (herramienta que se usa también para describir redes sociales o rutas de vuelo). 

Así se ha constatado por ejemplo que, cuando somos conscientes de algo, el cerebro entero se vuelve más conectado (todas sus áreas se interconectan entre sí), y no solo se activan en él algunas regiones específicas. 

Buscando el núcleo de red 

Este es el caso de una investigación realizada en 2016 por físicos de la Universidad Bar-Ilan de Israel. En ella, se utilizaron las matemáticas para determinar cómo la estructura de la red de la corteza cerebral humana puede integrar actividad consciente y datos complejos. 

Para empezar, los científicos escanearon la zona gris de la corteza del cerebro, compuesta por los cuerpos celulares neuronales (centros metabólicos de las neuronas). Esto se hizo con tecnología de imagen por resonancia magnética (IRM). 

Por otro lado, los físicos usaron la técnica de imagen por resonancia magnética con tensores de difusión (ITD) para escanear la materia blanca de la corteza, formada por paquetes de neuronas. 

Finalmente, con todos estos datos, compusieron una red que era una aproximación a la estructura real de la corteza cerebral humana, y le aplicaron un tipo de análisis matemático de redes. 

De esta manera, trataron de descomponer las capas estructurales de nuestra red cortical en diferentes jerarquías, para identificar un núcleo en dicha red del que pudiera emerger la consciencia.

El núcleo de red y el origen de la consciencia 

Estudios previos habían demostrado que la corteza cerebral humana es una red con gran cantidad de estructuras neuronales locales y conexiones directas entre ellas, incluso si dichas estructuras se encuentran alejadas entre sí. A estos centros de conectividad se los denomina “nodos”, y gracias a ellos se transmite la información por el cerebro. 

En este caso, se intentaba descubrir si, de entre todas esas áreas de conexión o nodos, había una más conectada que las demás, es decir, un núcleo de red. 

El modelo topológico creado apuntó a que, efectivamente, existiría un núcleo de red que incluiría al 20% de los nodos. También señaló que el 80% de nodos restantes estarían fuertemente conectados a través de diferentes capas de conexiones. 

Según este modelo, la información fluiría dentro de la red cortical de la siguiente forma: Existen nodos con baja conectividad que realizan funciones conscientes específicas, como el reconocimiento facial. 

A partir de ellos, la información se transfiere a nodos más conectados, que permiten una integración adicional de datos para posibilitar funciones conscientes más complejas, como la función ejecutiva o la memoria de trabajo. 

Por último, esa información integrada “viaja” a la zona de nodos con mayores conexiones, al núcleo de red, que se extiende a través de varias regiones de la corteza del cerebro. 

Este modelo señala una explicación para la ubicación y el surgimiento de la consciencia en el cerebro. Según los directores de la investigación, el profesor Shlomo Havlin y el profesor Reuven Cohenque, dicho núcleo de red tendría la función de la consciencia misma. 

Una curiosidad: El cerebro no es como Internet 

Una curiosidad adicional que arroja esta investigación es que se aleja del símil cerebro-Internet que en los últimos tiempos se ha utilizado varias veces, sin duda debido a nuestra tendencia a explicarnos las cosas que no entendemos estableciendo analogías con elementos cercanos. 

Ya en 2010 un estudio de la EPFL de Suiza apuntaba a que el proceso de maduración del cerebro humano sería similar al desarrollo de Internet y, en otras ocasiones, algunos han aventurado incluso (quizá inspirados por la historia de HAL 9000) que Internet podría estar cobrando consciencia, dado el parecido entre su funcionamiento y el del cerebro humano. 

El estudio de Havlin y Cohenque resulta tranquilizador en este sentido pues, al comparar la topología de la red cortical con la de otras redes, como Internet, ha observado que entre ellas existen al menos una diferencia notable: En la topología de la red de Internet, casi el 25% de los nodos están aislados, lo que significa que no se conectan con capas intermedias, sino solo al núcleo. 

Como contraste, en nuestra red cortical apenas hay nodos aislados, es decir que, al menos por ahora, nuestra corteza está mucho más conectada y es mucho más eficiente que la Red de redes en la transmisión e integración de información.

Referencias bibliográficas: 

Nir Lahav, Baruch Ksherim, Eti Ben-Simon, Adi Maron-Katz, Reuven Cohen, Shlomo Havlin. K-shell decomposition reveals hierarchical cortical organization of the human brain. New Journal of Physics (2016). DOI: 10.1088/1367-2630/18/8/083013
_______________
*Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21

La conciencia humana se genera en la parte posterior del córtex cerebral
Descubiertos los mecanismos neuronales que permiten al cerebro darse cuenta del entorno y de los procesos subjetivos

El córtex es la región del cerebro que genera la conciencia del entorno y de uno mismo, según una investigación que describe por vez primera los mecanismos neuronales del psiquismo humano. Aunque la investigación sobre la formación de la conciencia está aún en un estado primitivo, sus autores consideran que las facultades de nuestro cerebro pueden explicarse totalmente por la interacción de las células nerviosas.

 Por Eduardo Martínez.

La conciencia humana y la percepción de la individualidad se generan en un determinado espacio del cerebro situada en la parte posterior del córtex, lo que convierte estos fenómenos en meros episodios de las reacciones bioquímicas del cerebro, según una investigación realizada por el Premio Nobel Francis Crick, uno de los descubridores de la estructura del ADN, que publica la revista Nature Neuroscience.

La investigación pretendía determinar la relación neuronal de la conciencia (neural correlate of consciousness o NCC) o, lo que es lo mismo, las bases neurobiológicas de esta facultad superior del psiquismo humano. 

El córtex emerge como la región del cerebro donde se generan los procesos de la conciencia. Es una sofisticada e interconectada red neuronal que sustenta la percepción a través de nodos que expresan cada uno de ellos un aspecto de la percepción. 

Un nodo por sí mismo no es capaz de generar conciencia ni de sostener la noción de individualidad, pero los nodos se activan y desactivan en función de una serie de coaliciones de neuronas que son las que amplían la capacidad cerebral y generan la conciencia de los procesos subjetivos y del entorno. 

Estado primitivo de investigación 

Aún reconociendo que las investigaciones sobre el papel de las neuronas en la formación de la conciencia están en un estado primitivo, Francis Crick considera que el comportamiento de nuestro cerebro puede explicarse totalmente por la interacción de las células nerviosas, lo que ha verificado mediante la investigación que hace pública ahora, en el 50 aniversario del descubrimiento de la doble hélice del ADN. 

La investigación de Francis Crick, realizada conjuntamente con Christof Koch, se basa en años de experimentación, incluidos estudios con pacientes que sufrían lesiones cerebrales, pruebas con animales e investigaciones psicológicas. 

Algunos de los datos de mayor valor provienen de estudios realizados con pacientes epilépticos, en cuyo cerebro se colocaron diminutas sondas para evaluar sus ataques. 

El estudio describe cómo distintas partes del cerebro se interrelacionan para producir la conciencia. Por primera vez disponemos de un esquema coherente sobre las correlaciones neuronales de la conciencia en términos filosóficos, psicológicos y neuronales, señala el estudio. 

Mecanismo natural 

La conciencia en sí podría ser la expresión de un reducido número de neuronas, en particular de las que se proyectan desde la parte posterior del córtex hasta el córtex frontal, añaden los investigadores. 

Desde 1976, Francis Crick, autor del conocido libro La búsqueda científica del alma, se ha dedicado a estudiar el cerebro humano y a buscar las bases científicas de un objeto tan intangible como es la conciencia. 

Según explica en el artículo de Nature Neuroscience , se produce un mecanismo natural en el que distintas partes del cerebro humano se funden unas con otras para crear un sentimiento de conciencia. 

La conciencia ha sido considerada durante mucho tiempo como un tema tabú y ha permanecido excluida del ámbito científico hasta hace muy poco tiempo, cuando algunos científicos y premios Nobel, entre ellos Francis Crick, la convirtieron en objeto de investigación. 

Controversia sobre la conciencia 

En la actualidad, un millar de científicos investigan esta peculiar función del psiquismo humano, particularmente en Estados Unidos y Europa del Norte, que encontrarán en la investigación de Crick un nuevo impulso a sus trabajos. 

Como muchos de los otros aspectos investigados que son particularmente sutiles, la misma definición de conciencia es objeto de controversia entre estos científicos. 

Las aproximaciones al concepto de conciencia van desde la metafísica a la neurobiología, pasando por la física teórica. El estudio de la conciencia se aborda por un lado como fenómeno trascendente o metafísico, y por otro como estado de vigilia en el que se desarrollan los diferentes procesos de la conciencia, particularmente la percepción, la visión y la atención. 

Dos grandes corrientes estructuran las investigaciones sobre la conciencia. De un lado, la procedente de la neurobiología y la sicología cognitiva. De otro, la que postula que la conciencia es una propiedad de la materia a nivel cuántico. 

Intencionalidad de la conciencia 

Aunque la mayoría de los investigadores se mueven en la hipótesis del materialismo científico, también son numerosos los que consideran que nuestra especie posee a nivel psíquico funciones específicas que escapan a los procesos psico-químicos. 

En la actualidad, los científicos tienden a converger en una definición de conciencia que consiste en un proceso que da sentido a las percepciones, lo que introduce en el concepto la noción de intencionalidad mediante la cual atribuimos a la conciencia una finalidad. 

De esta forma, la conciencia se convierte en un apelativo de las percepciones y los pensamientos, lo que permite hablar de conciencia visual o sensorial. 

Contemplada como proceso, la conciencia es una actividad autónoma que puede tener en cuenta o no los estímulos. En estas condiciones, un cerebro aislado y mantenido vivo debería permanecer consciente. 

Derivación hacia la IA 

El proceso también podría ser activado (estado de vigilia) o desactivado (estado de coma), si bien algunas experiencias en neurobiología parecen contradecir esta hipótesis. 

Las aproximaciones a la noción, funcionamiento y mecanismos de la conciencia, aparte de su interés filosófico y neurobiológico, tienen el atractivo de perfilar investigaciones en otro terreno no menos importante, como el de la inteligencia artificial, que desde 1955 intenta replicar informáticamente las funciones superiores del psiquismo humano. 

El Instituto Riken de Japón es paradigmático en los proyectos de réplica del cerebro humano, ya que trabaja en [tres programas diferentes]article: que pretenden por un lado comprender el cerebro, por otro protegerlo y finalmente recrearlo artificialmente, con todas sus facultades superiores, incluidas la conciencia, el pensamiento, la memoria y la intuición. 

El trabajo de Crick se enmarca en este contexto y promete impulsar tanto las investigaciones para una mejor comprensión de la conciencia humana y sobre los procesos cerebrales que la soportan, como los trabajos tendentes a replicar en máquinas los mecanismos que caracterizan a la mente y el psiquismo humanos. 

En la práctica, el cerebro funciona como un sofisticadísimo superordenador. Sólo pesa unos 1.300 gramos, pero contiene alrededor de 100.000 millones de células conocidas con el nombre de "neuronas" que constituyen las unidades básicas del sistema nervioso. 

En un solo segundo, estas células son capaces de procesar hasta 200.000 millones de bits de información. Para ello se valen de sus casi 100 trillones de interconexiones. 

La inteligencia artificial pretende replicar y superar esta capacidad del cerebro en sofisticadas y complejas máquinas adecuadamente programadas.

Fuentes:
http://www.tendencias21.net/Las-matematicas-ayudan-a-ubicar-la-consciencia-en-el-cerebro_a44273.html
http://www.tendencias21.net/La-conciencia-humana-se-genera-en-la-parte-posterior-del-cortex-cerebral_a127.html

EL TRICLOSÁN, AGENTE ANTIBACTERIANO DE VARIOS TIPOS DE JABÓN Y COSMÉTICOS RESULTA PELIGROSO PARA LA SALUD

Los biólogos demuestran el peligro mortal… del jabón

CC0 / Pixabay
Hace poco que en EEUU fue prohibido el uso de triclosán
El triclosán provoca trastornos hormonales y alergias
Los biólogos demuestran el peligro mortal… del jabón
Los biólogos aseguran que la sustancia puede destruir las mitocondrias que proporcionan energía a las células

Los científicos rusos comprobaron que el antibiótico triclosán —que anteriormente se consideraba como inofensivo para el hombre y los animales— resultó ser peligroso para la salud. Los expertos subrayan que varios tipos de jabón y otros cosméticos contienen dicho agente antibacteriano.

"Hace poco que en EEUU fue prohibido el uso de triclosán para la producción de jabón sólido y líquido. En Rusia el triclosán tampoco se usa mucho, pero sigue utilizándose en algunos productos sanitarios", explicó el experto Konstantín Beloslúdtsev.

El triclosán fue descubierto durante los años 60 y pronto lo empezaron a utilizar para luchar contra infecciones bacterianas y micóticas. Sin embargo, solo hace poco los científicos revelaron que el antibiótico podía influir en la salud humana, en particular, provocar trastornos hormonales y alergias, según el informe publicado en la revista BBA-Biomembranes.

Tras realizar pruebas en ratas, los investigadores rusos descubrieron que el triclosán puede provocar la muerte masiva de las células del hígado. Los biólogos aseguran que la sustancia puede destruir las mitocondrias que proporcionan energía a las células. Como consecuencia, las células empiezan a morir.

Tras varios exámenes, los científicos concluyeron que el triclosán puede ser más peligroso para la gente y otros organismos multicelulares que para los propios microbios. Beloslúdtsev afirmó que el equipo de expertos seguirá investigando la influencia posible del antibiótico en los organismos vivos.

Fuentehttps://mundo.sputniknews.com/salud/201711231074193822-jabon-antibiotico-triclosan-peligro/

miércoles, 22 de noviembre de 2017

MAESTROS DEL TOLIMA SE TOMARON MINISTERIO DE EDUCACIÓN EN PROTESTA POR CRISIS DE SALUD

Maestros del Tolima se tomaron MinEducación en protesta por la crisis de la salud

Foto: LA FM

Algunos de los municipios afectados son Girardot, Flandes y Agua de Dios.

Al Ministerio de Educación llegaron decenas de profesores del departamento del Tolima para exigirle a la ministra de dicha cartera, Yaneth Giha, una respuesta inmediata a la crisis de la salud que vive el Magisterio y, que según ellos, ha dejado varias personas muertas.

“Teniendo en cuenta que se vive una crisis en la prestación de servicios nos hemos tomado las instalaciones, desde mañana a otro hospital de Girardot donde no hay estándares de oportunidad”, afirmó Irma Prada, docente del departamento del Tolima.

Más de 800 personas han firmado un documento que se va a radicar en el Ministerio y en la Fiduprevisora para pedir que no se dé vía libre al nuevo operador, considerando que no tiene las características necesarias para prestar un servicio adecuado.

Así mismo aseguraron que aunque ya la Fiduprevisora anunció la nueva licitación, se trata de las mismas empresas pero con otros nombres.

La reciente licitación pactada entre la Fiduprevisora y los operadores incluye 5,2 billones de pesos.

Fuente: https://www.lafm.com.co/regional/maestros-del-tolima-se-tomaron-mineducacion-en-protesta-por-la-crisis-de-la-salud/

SANTOS, LA BURGUESÍA Y EL TRATAMIENTO CRIMINAL A LAS JUSTAS REIVINDICACIONES DE LAS COMUNIDADES INDÍGENAS

Sobre la reciente lucha indígena

Alejandro Torres


A partir del pasado 30 de octubre, las comunidades indígenas de nuestro país se lanzaron de nuevo a la lucha, a la minga, bello vocablo, del quechua minka, que evoca la tradición aborigen de buscar el bien común y hacerlo poniendo en juego virtudes excelsas como el trabajo comunitario, la solidaridad, el liderazgo, la fraternidad, la colaboración, el amor por los congéneres y por la tierra.

La movilización fue auspiciada por dos sectores organizados: de un lado, el Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, que agrupa a los pueblos nativos del suroccidente colombiano, el cual convocó la protesta bajo la enseña de Minga de Resistencia por el Territorio, la Dignidad y Cumplimiento de Acuerdos. Acción Comunitaria de los Pueblos Indígenas del Cauca en Derecho; y, por otro, la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, y las Autoridades Indígenas de Colombia por la Pachamama, AICO, entre otras organizaciones integrantes de la Mesa Permanente de Concertación, que citaron a la Minga Nacional Indígena por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Paz y el Cumplimiento de los Acuerdos.

El gobierno respondió a los justos reclamos militarizando campos y carreteras y enviando escuadrones de gorilas del ESMAD que, violando los protocolos y normas que los rigen, portaban armas prohibidas con las que atacaron ferozmente a los nativos en distintos puntos de la geografía nacional; hirieron a decenas, muchos de ellos graves, y no solo en las vías sino en veredas, cabildos y resguardos en donde los mingueros se concentraban. Debe señalarse que la jurisdicción indígena —estatuida legalmente— establece que sus autoridades tienen que ser consultadas para que personal de las Fuerzas Armadas pueda ingresar a sus territorios. No obstante, para justificar sus arbitrariedades, por ejemplo, el comandante de la Cuarta División de la Policía Nacional defendió el ataque a la minga del CRIC en su sitio de congregación pacífica, Monterilla, Resguardo de Caldono, territorio de Sa’th Tama Kiwe, con el infundio de que los mingueros preparaban artefectos para derribar aeronaves.

En otro sitio, en la comunidad Portachuelo, del resguardo Caño Momo Loma Piedra, en Caldas, el ESMAD se tomó viviendas y trapiches y desde allí arremetió con gases lacrimógenos; y a dos horas de este lugar de concentración fue asesinada la indígena embera Elvia Azucena Vargas. El comandante de la Policía del departamento amenazó con que cualquier indígena que saliera a la carretera sería apresado y puesto a disposición de la Fiscalía. En La Delfina, Valle del Cauca, resultaron heridos por el mismo escuadrón antidisturbios varios comuneros, y los uniformados dispararon directamente contra los manifestantes. Contrasta la brutalidad del régimen con la actitud generosa de las autoridades indígenas y su Guardia de los departamentos de Risaralda, Chocó y Quindío que, en Puerto Rico, Risaralda, el jueves 2 de noviembre, entregaron sanos y salvos y con todo su equipo, vehículos, armamento y munición a 17 agentes que habían retenido el día anterior cuando ingresaron agresivamente a sus territorios. De la misma manera lo hicieron en distintos sitios y en repetidas ocasiones. 

Santos, el pacifista, les dio semejante tratamiento atrabiliario a sabiendas de que la indignación estaba de sobra justificada. Se trataba de que el Estado cumpliera una serie de acuerdos, muchos de ellos firmados hace décadas, y cuya suscripción fue el epílogo de otras tantas luchas en las que corrió a raudales la sangre nativa. La perfidia oficial ha sido tan grande que el Mandato del XV Congreso del CRIC, realizado en el resguardo Rioblanco, municipio caucano de Sotará, en el mes de junio del presente año, acató la orientación de las bases de no realizar más acuerdos con el gobierno sino movilizarse a exigir la satisfacción de los ya rubricados. En consecuencia con esta decisión, el CRIC, los días 18 y 19 de septiembre, decidió no acudir a un Consejo de Ministros que se venía preparando con su participación, si el gobierno no daba antes respuestas tangibles a dichos compromisos.

La decisión de efectuar la nueva minga también se basó en la agudizada violencia contra las comunidades en el Cauca. En octubre sucedieron, entre otros, los siguientes hechos: fue asesinado el gobernador del resguardo de Chinas, Óscar Ferney Tenorio Sunscue; el gobernador del resguardo de Belálcazar, Tierradentro, Hermes Pete Vivas, fue víctima de un atentado a bala; el ESMAD, a sangre y fuego, pretendió desalojar el predio Agua Tibia-Coconuco, jurisdicción del municipio de Puracé, dedicado al turismo particular, que había sido tomado por los indígenas. En esta acción resultó muerta la periodista indígena María Efigenia Vásquez Astudillo por proyectiles en el corazón, disparados por “arma de fuego de carga múltiple”. En marzo, también había sido asesinado Javier Oteca Pilcue, miembro de la comunidad de López-Adentro, en Corinto, hecho atribuido a la seguridad privada del ingenio Incauca y perpetrado en inmediaciones de un puesto de control del Ejército y la Policía, en medio de la disputa con los teratenientes cañeros por los territorios ancestrales de las haciendas Miraflores, Quebrada Seca Uno, Quebrada Seca Dos, Granaditas, Alto Miraflores, García Arriba, entre otros. Todo, en medio de una pertinaz campaña de amenazas de muerte proferidas por grupos paramilitares y otros delincuentes, que los indígenas no vacilan en afirmar que actúan en connivencia con sectores gubernamentales y las administraciones de los grandes proyectos mineros y de otra naturaleza que se desarrollan en la región. Recientemente también han recibido amenazas contra su vida Aida Quilcué Vivas, consejera de derechos humanos; Feliciano Valencia, dirigente de los nasas del Norte del Cauca, y los líderes, también caucanos, Alveiro Camaño, Fabián Mulcué y Hermes Pete.


No teniendo precio todas y cada una de las vidas sacrificadas, es imprescindible resaltar la enorme pérdida sufrida por los indígenas y todos los colombianos humildes con la muerte, el 8 de octubre, de María Efigenia Vásquez Astudillo, de solo 31 años, madre de tres hijos, comunicadora desde hacía cuatro años de la estación radial Renacer Kokonuko, que transmite desde el muncipio de Puracé, en el resguardo de Coconuco, Cauca. En un video, de escasos 4 minutos, quedó un valioso testimonio, sencillo y preciso, sobre cómo María Efigenia veía la vida, su papel como mujer en la sociedad, y el que debían cumplir los medios de comunicación de su comunidad. En él menciona que su experiencia como periodista, organizadora y guardia indígena —lo fue durante tres años— le había enseñado a valorarse como mujer; a entender que su papel no se reducía a ser madre o ama de casa, sino que podía capacitarse, salir adelante en lo que le gustara y hacerlo excelentemente; a saber que los sueños pueden alcanzarse y que, para ella, nada mejor que hacerlo a través de un medio radial, ya que desde allí podía impulsar la reivindicación de su hermanos. Sin embargo, criticaba que muchas veces las emisoras de sus comunidades, por abarcar sintonía, se dejaban llevar por el camino fácil de solo programar música, olvidando el sentido de lucha y resistencia con el que los mayores las habían creado. Y con una profundidad, tan ausente en las llamadas “estrellas” de la radio y la televisión comerciales resumió así su punto de vista:

El mensaje para los comunicadores es: no nos sentemos detrás de un escritorio, detrás de un computador, de un micrófono a hacer radio, porque eso no es radio, radio es salir a investigar, conocer el ambiente en que vivimos, nuestro proceso organizativo. De esa manera somos comunicadores indígenas, si no, solamente vamos a ser programadores de música y no vamos a tener ningún conocimiento.

Volviendo a los motivos de la minga, veamos una muestra de los reiterados incumplimientos oficiales. En 1987, fueron acordadas unas reparaciones, entre ellas, entrega de tierras, construción de vías, puentes, escuelas y centros de salud, en compensación por los perjuicios causados a las parcelas y al ecosistema con la construcción de la represa La Salvajina, diseñada para generar energía y controlar inundaciones en el valle del río Cauca, de lo cual se beneficiaban en gran medida los ricachos de la caña de azúcar; sin embargo, estos intrigaron para no pagar ni un peso por valorización, sino que todo el costo se trasladara a los consumidores de energía eléctrica, como lo reconoció incluso José Fernando Isaza. Pero las obras nunca se hicieron o fueron dejadas a medias, y los campesinos, indígenas y comunidades negras han visto agravarse problemas como el del transporte y el derrumbe sistemático de sus sembradíos.

En 1991, el 16 de diciembre, en la hacienda El Nilo, ubicada en Caloto, al norte del Cauca, un grupo de indígenas fue citado, aparentemente para hablar sobre el predio que tenían en su poder hacía más de cuatro años; allí los “nuevos dueños” los emboscaron, y 21 nativos fueron asesinados. Al día siguiente, cinco mil de ellos volvieron a tomarse la finca, por lo que el gobierno de César Gaviria se comprometió, el 20 de diciembre del mismo año, a otorgarles cerca de 16.000 hectáreas, compromiso pactado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Pero los terrenos, todavía hoy, no han acabado de entregarse.

En 1999, a raíz de una emergencia social, económica y cultural decretada por los propios indígenas caucanos, el gobierno de Andrés Pastrana acordó plasmar en una norma los compromisos, incluidos los represados. Así, se expidió el decreto 982 de ese año, en el que, además, se creaba una comisión mixta para buscarles soluciones a los puntos de la emergencia. El CRIC tuvo que presionar durante años para que dicha comisión entrara a funcionar, lo cual sucedió apenas en 2012, trece años después de establecida, por lo que debieron negociarse algunos ajustes. Santos, el 20 de octubre, exasperó aún más a los 125 cabildos cuando, con el fin de disuadirlos de tomarse la carretera Panamericana, hizo unas modificaciones unilaterales y engañosas al decreto 982, en las que no aparecían los cambios convenidos.

En 2013, el CRIC y el resto del movimiento indígena, mediante la Minga Social, Indígena y Popular llegaron a acuerdos con el gobierno “sobre tierras y territorio, políticas económicas y agrarias”, derechos humanos, conflicto armado y paz, los cuales, también han sido incumplidos total o parcialmente.

Los pactos deshonrados por el régimen también tienen que ver, entre muchos otros, con disponer fondos para comprar predios; estatuir como autoridades ambientales a las comunidades en las zonas que conforman sus resguardos; expedir reglas sobre la vigencia legal de los títulos de los resguardos coloniales y republicanos, ampliar algunos de estos y construir otros nuevos; modificar la Ley 715 de 2001, en el sentido de destinar el 1 % de los recursos del Sistema General de Participaciones, SGP, para los resguardos; cumplir los planes de salud, educación, incluida la superior, que contemplan aspectos de las tradiciones culturales de los pueblos originarios; ponerle fin a la impunidad de decenas de asesinatos, incluidos aquellos en los que ha habido comprobada responsabilidad del ESMAD; aplicar planes de salvaguarda de los pueblos Nasa, Esperara Siapidaara, Yanacona, Kokonuko, Totoró e Inga, cuyo cronograma de ejecución debe elaborar la comisión mixta, creada por el decreto 982; cumplir el faltante 50 % de los programas de siembra de arroz y cafés especiales, pactados en marzo de 2015; ejecutar los planes acordados para 2016 y 2017 de mejorar 6.000 viviendas, lo mismo que los de sustituir gradualmente los cultivos de coca, amapola y marihuana; apoyar el fortalecimiento de la Guardia Indígena.

Por su parte los integrantes de la otra Minga le presentaron al gobierno un pliego nacional, centrado también en la observancia de viejos compromisos sobre tierras, presupuesto, educación, salud, pactados en la Mesa Permanente de Concertación; algunos incluidos en el Plan de Desarrollo 2014-2018 y otros en el capítulo étnico del acuerdo de La Habana. Además, la exigencia de que cese la impunidad por los asesinatos de 37 miembros de sus pueblos, sacrificados en “tiempo de paz”.

Esta sintética enumeración muestra cuán falsos han sido los sucesivos gobiernos con estos pueblos, falsedad que seguramente volverá a verse a propósito de los nuevos pactos firmados, el 10 de noviembre, para levantar las mingas. Sabedores de con quién tratan, los indígenas decidieron mantenerse en “asamblea permanente” para, de ser necesario, retomar la lucha.

Es importante detenerse un poco en la reivindicación que subyace a todas y que es la principal necesidad de estos pueblos: la tierra para trabajar. Sobre esto, la reacción se ha encargado de sembrar la idea falaz de que los indígenas, antes que desposeídos, son unos inmensos propietarios que dilapidan improductivamente sus fundos. Uno de los más reaccionarios portavoces de los terratenientes azucareros, el señor Mauricio Botero Caicedo, escribió recientemente en su columna de El Espectador:

Detrás de las declaraciones de los indígenas nasa se esconden cuatro “mitos urbanos”: el primer mito —que todo historiador serio niega— es que esas tierras le han pertenecido a la comunidad nasa; el segundo es que la política indígena es producir comida: al contrario, lo que hacen es picar y dejar descansar la tierra. El tercer mito es que no tienen dónde sembrar comida: de las 612.959 ha (sic) que hoy en día poseen los indígenas, 382.025 son aptas para actividades agropecuarias. Pero además poseen 161.175 ha. (sic) que son áreas erosionadas que podrían ser acondicionadas para hacerlas productivas. Las tierras aptas de los indígenas son un área mayor que el valle geográfico del río Cauca (238.204 ha). El cuarto mito es que la mitad de la tierra que poseen los indígenas es de conservación cuando el área ambiental (reserva forestal, páramos y parques) en poder de ellos sólo son 69.759 ha. Difundir mitos es lo que más contribuye a olvidar la historia.

Causa indignación que un ahíto burgués, baquiano en vivir de la explotación del trabajo ajeno y en planear defraudaciones como la de apropiarse de decenas de miles de hectáreas en la altillanura oriental del país para ensanchar Riopaila Castilla, uno de los mayores emporios azucareros del país, del cual es socio y miembro de la junta directiva, se atreva a denigrar de la laboriosidad de los aborígenes, quienes sin descanso trabajan los áridos terruños en los que los han confinado y hacen el milagro de sacarles cosecha tras cosecha (según el Instituto Geográfico Agustín Codazi, IGAC, menos del 3 % del departamento del Cauca tiene fertilidad alta; en tanto que la del 32 %, es baja, y la del 25 %, muy baja).

Es fácil desmentir las varias mentiras del señor Botero. De acuerdo con un estudio del Banco de la República, de 2007,ese departamento es el de mayor población indígena del país, alrededor de 250.000 personas, y el “segundo con la distribución de tierras más desigual”. Del total de los 1,2 millones de habitantes caucanos, el 21 % son indígenas, y, el 23 %, afrodescendientes, y entre los dos apenas poseen el 30 % de las tierras. Y aunque el ultramontano señor Botero sostenga que los aborígenes apenas pican la tierra para ponerla a descansar, hasta los propios analistas del banco central concluyen que “más del 90 % de la tierra que ha sido intervenida por el hombre tiene problemas de uso, en especial, por la sobreutilización.” Esta es mayor donde pulula el minifundio, principalmente en el macizo, el centro y el norte del departamento donde se concentran el 65 % de los predios, por ejemplo, en Caloto, Balboa, Villa Rica, Bolívar y Rosas. Señalan también que la mayoría de las tierras del departamento no tienen vocación productiva y que el 36,41 % de los suelos deberían destinarse a “conservación”, y un 25,11 % a “producción y protección forestal.” Agregan que la sobreutilización resulta de que a los campesinos los agobia la pobreza, a lo que se les suma la baja fertilidad de los suelos y la falta de infraestructura —que por décadas han sido incapaces de construir los gobernantes y burgueses y terratenientes, tan emprendedores, y del mismo cuño de Botero, así como tampoco han sido capaces de promover la educación, por lo que allí existe uno de los mayores índices de analfabetismo de todo el país—.

El problema más grave es, pues, no que los nativos tengan muchas tierras, sino que carecen de ellas, mientras las mayores y más fértiles se concentran en unos pocos latifundistas. Fenómeno que, antes que decrecer, ha venido aumentando sistemáticamente (el coeficiente de Gini de concentración de tierras ha subido cerca de 10 puntos de 1973 en adelante, y se acerca a 0,9). Un funcionario del municipio de Cajibío, en 2012, describió con precisión lo que allí sucede:

En la zona atribuyen ese enfrentamiento [entre indígenas y terratenientes por la propiedad] a la necesidad de tierras de la población. De eso da fe John Wilmer Campo, secretario de Desarrollo Agropecuario de la Alcaldía de Cajibío. Cifras en mano explica que el promedio de tenencia local es de 1,4 hectáreas por familia. Y para ratificar la necesidad de tierra revela que tras un censo en 28 veredas se identificaron 894 familias campesinas sin tierras. “Si se tiene en cuenta que Cajibío tiene 135 veredas, nuestro cálculo es que pueden ser unas cinco mil familias sin un metro de tierra. Este pueblo es un polvorín por la disputa multiétnica por tierras”. 

Y Rubén Velásquez, máxima autoridad del Cabildo de Tacueyó, uno de los tres existentes en Toribío, dice, explicando el ya largo enfrentamiento que han tenido que librar para recuperar las tierras usurpadas que “tenemos hasta ocho personas trabajando una hectárea” y, agrega, que de las 47.000 que tiene Toribío el 70 % es forestal y del resto “viven” 4.500 familias (3 hectáreas por familia). La pavorosa realidad descrita por el señor Campo y por el líder indígena, puede dimensionarse, aún más, si se tiene en cuenta que la llamada Unidad Agrícola Familiar, UAF (área de terreno que debe producirle a una familia un ingreso equivalente a tres salarios mínimos legales mensuales) en las zonas de mayor población indígena, que son, como ya se dijo, a su vez, las menos productivas, llega a ser de hasta 22 hectáreas, y, en otras, como la cafetera, está entre 7 y 8. La correspondiente a los municipios de mayoría negra está entre 42 y 57 hectáreas. Mientras tanto, la sola multinacional Smurfit-Kappa Cartón de Colombia, es dueña en el departamento de 22.000 hectáreas. Y el ingenio Incauca, del magnate Carlos Ardila Lule, domina sobre 45.000 hectáreas, una cuarta parte de propiedad del ingenio y, las demás, de colonos (capitalistas proveedores de caña) atados de mil maneras a lo que diga el brazo cañero de grupo Ardila.

Como será de cruda la realidad de la carencia de tierras de las masas aborígenes, que un estudio del Banco Mundial señaló que el Cauca es el segundo departamento del país en concentración en cuanto al valor de la tierras —reafirmación de que las mejores están en manos de los ricos—, y, el cuarto, considerando la extensión. Paradójicamente en los municipios de más concentración, es decir, los que están en manos de los terratenientes es donde existe el mayor porcentaje de hectáreas incultas. De los 3.050.900 hectáreas del departamento censadas por el IGAC, 970.395 están bajo el sistema de propiedad colectiva: de las comunidades indígenas (636.395 has.) y de las afrodescendientes (334.000 has.). En el caso indígena, apenas 220.000 has. son medianamente productivas, la mayoría son de páramos o suelos marginales de la frontera agrícola del departamento. Y mientras que en este menos del 2 % de las tierras tienen vocación para el pastoreo extensivo, a esta actividad se dedican 925.000 has. Los propios analistas del Banco de la República afirmaron que para satisfacer las necesidades de la población, proyectadas hasta 2017, se requerirían al menos 2 millones de hectáreas.

A esta incontestable necesidad de tierra de los esquilmados descendientes de los antiguos habitantes es a lo que los voceros de los despojadores llaman “mito urbano”. Y los funcionarios del Estado, incapaces de ofrecer soluciones, pretenden ridiculizar la reivindicación como lo hizo el insulso director de la Agencia Nacional de Tierras, Miguel Samper, a quien le pareció el colmo de la gracia plantear que para cubrir esta necesidad había que “echarle segundo piso a la región”; y, haciendo gala de “originalidad”, el relamido presidente de Asocaña, Juan Carlos Mira, complementó que para satisfacer la “expansión territorial”, que, desde luego, para él no es la solución, “sería necesario construirle tres pisos al Cauca”. Curiosamente, lo que no es la solución para los campesinos, de cualquier etnia o raza, sí lo es para los magnates de la caña, que no solo han expropiado a los indígenas, las más de las veces a la fuerza, sino que entran a saco con todas sus malas artes de caballeros de industria en los baldíos de la nación. El señor Mira, el representante del gremio que posee cerca de 250.000 hectáreas sembradas en caña de azúcar, como lo señalan sus propios informes, también se explaya en verba para esparcir la falacia de que los indígenas son los verdaderos acaparadores del suelo y que por lo tanto lo que necesitan son carreteras, proyectos productivos, comercialización, energía —lo cual tampoco les han dado nunca, excepto cuando los han ganado librando esforzadas luchas—; todo, todo…, menos tierra.


Pero, no son solo los capitalistas y sus representantes los que ponen el grito en el cielo contra la reivindicación indígena de tierra para trabajar. Paradójicamente, ¡quién lo creyera!, los otros paladines de los planteamientos del señor Botero Caicedo y del presidente de Asocaña, y en general de los grandes terratenientes de la agroindustria, son los muy radicales integrantes del grupillo que controla el Polo Demócratico Alternativo, especialmente su candidato presidencial, Jorge Robledo, quien desde hace varios años ha repetido una y otra vez que para los campesinos y los indígenas no es menester la tierra, pues tendrían que comérsela como las lombrices, debido a la amenaza de los tratados de libre comercio, la falta de precios de sustentación, de créditos baratos, de subsidios, etc (peligros y necesidades que hay que enfrentar, pero que se convierten en un contrasentido y en mera demagogia si no se plantean al lado de la lucha consecuente por la tierra). Robledo recurrentemente cita debates o deja constancias o da declaraciones, a veces en coro con los abogados o portavoces de la oligarquía azucarera, para alertar al país y llamarlo a levantarse contra dizque unas oscuras conspiraciones que se fraguan en los círculos del poder contra el desvalido doctor Ardila Lule y demás socios de Asocaña, a quienes, narra compungido, un día les abatanean con desconsideración y alevosía unas toneladas del mercado interno del azúcar y, al otro, el de unos litros de etanol. Con tan sentidas preocupaciones, al seis veces mejor parlamentario es del todo imposible pillarlo en el error, según su propia muletilla, de pedir la palabra para protestar por los crímenes contra los pueblos nativos y mucho menos para solidarizarse con su lucha contra los latifundistas. Con razón dicen los indígenas caucanos que “el mejor senador es la carretera Panamericana”.

En Notas Obreras respaldamos sin ambages la lucha indígena por la tierra y por sus demás reivindicaciones sociales, económicas y culturales; lucha que es la misma de los millones de campesinos pobres del país por confiscar los grandes latifundios para trabajarlos, y que deberá unirse indisolublemente a la de los cientos de miles de asalariados agrícolas por sus derechos democráticos de organización, movilización y huelga, y contra la explotación capitalista. Ahora que celebramos los 100 años de la gloriosa Revolución de Octubre de 1917 en Rusia, no sobra recordar que fue la alianza de los proletarios del agro y los campesinos pobres la que aportó la fuerza decisiva para que Rusia saliera del atraso medieval. Fue la expropiación de la gran propiedad terrateniente lo que sentó las bases para posteriormente colectivizar la agricultura —y de eso sí que saben nuestros indígenas— e implantar el socialismo en el campo. Sin duda, así sucederá más temprano que tarde en nuestro país.

Fuente: http://notasobreras.net/index.php/nacional/61-luchas/623-sobre-la-reciente-lucha-indigena

ESTADOS UNIDOS EMPEORA LAS CONDICIONES CLIMÁTICAS EN EL MUNDO

 
Detener la barbarie capitalista no hay otra forma de proteger la naturaleza y el clima.

Luego de la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de Paris el pasado junio. Organizaciones no gubernamentales, denuncian que el alza de la temperatura mundial sería de hasta 3,2 ºC en 2100, en lugar de los 2,8 ºC que habían sido previstos originalmente debido a que ese pais seguirá con sus emisiones contaminantes.

La administración de Donald Trump ciertamente es un peligro para la humanidad, las decisiones del presidente de Estados Unidos se han caracterizado por su codicia, en sus declaraciones es agresivo y defiende a ultranza los intereses de los grandes capitalistas de su país que pretenden mantener su supremaciá mundial a costa de empeorar las condiciones climáticas del planeta.

Según la ONG Climate Action Tracker (CAT) China que es el primer emisor de gases, así como India (cuarto emisor mundial) lograron "progresos significativos" el año pasado. Según las proyecciones de CAT, las políticas climáticas en esos dos países "conducen a una caída del 0,2 ºC del calentamiento" del planeta.

Sin embargo en la lógica capitalista de Trump y compañía no existe un mínimo de respeto por la naturaleza y la propia subsistencia de la especie humana, a ellos solo les interesa hacerse más y más millonarios.

Algunos científicos, por ejemplo, creen que la superficie del planeta se ha calentado ya excesivamente, 1,1º C, en los últimos 150 años y que ello provocará la desintegración de buena parte del hielo en el Antártico, lo que provocará un aumento del nivel del mar de seis a siete metros. Ese proceso puede durar 1.000 años, pero si se confirman esas sombrías predicciones, la capa de hielo se fundirá ineluctablemente, sea cual sea la rapidez con la que lleguemos a cortar con las emisiones de gas de efecto invernadero. Rockstrom y otros científicos han identificado hasta una docena de esos "puntos de inflexión", a los que atribuyen individualmente un umbral de temperatura específico.

Si queremos un futuro para la humanidad, debemos detener la barbarie capitalista no hay otra forma de proteger la naturaleza y el clima.

Fuente: http://www.pcmle.org/EM/spip.php?article8640

UNIÓN EUROPEA SE SUMA A LA POLÍTICA INTERVENCIONISTA EN VENEZUELA

UE se suma a la política intervencionista en Venezuela
Los conflictos internos en la hermana república deben ser resueltos por ellos mismos


No podemos aceptar, bajo ningún pretexto la agresión a la soberanía del pueblo venezolano; los conflictos internos en la hermana república deben ser resueltos por ellos mismos.

Más allá de los cuestionamientos que desde la izquierda se puedan levantar al proceso bolivariano, no se puede dejar de rechazar las acciones de intervencionismo que el imperialismo realizó contra el gobierno de Maduro

A finales de septiembre Donald Trump exigió a la Unión Europea sancionar al gobierno de Venezuela luego de incluir a este país en su veto migratorio. El gobierno norteamericano sostenía lo siguiente: "Confiamos en que nuestros amigos en la Unión Europea seguirán el camino de Estados Unidos, Canadá y muchos países latinoamericanos y sancionarán al régimen de Maduro. Necesitamos que todos se impliquen".

El día para cumplir el pedido de Trump llegó, el 13 de noviembre los cancilleres de la Unión Europea aprobaron sanciones a Venezuela, que por el momento se concentran en: Embargo de armas y de material que pueda servir para someter a la población (incluidos dispositivos de vigilancia electrónica) así como el establecimiento de un marco legal para penalizar a individuos concretos, a quienes congelarían los bienes que los individuos puedan tener en territorio comunitario y la prohibición de entrada en la UE.

Con estas medidas los gobiernos europeos se suman a los esfuerzos de los EEUU por forzar una salida a la crisis venezolana que beneficie a la burguesía criolla y los intereses de las trasnacionales, principalmente petroleras.

La presión internacional de los grandes capitales ha crecido mientras que la oposición burguesa reunida en el MUD ha sufrido un revés en las últimas elecciones regionales; hoy se encuentra a la defensiva y debilitados, poniendo todo su empeño en la presión internacional para balancear su situación. Es de recordar que hace pocas semanas los representantes de la entonces aún unida oposición, Julio Borges y Freddy Guevara, realizaron una gira por varios países de Europa, entre ellos Alemania, Inglaterra, Italia y el Estado Español, en busca de mayor respaldo político. Su objetivo era cercar al gobierno de Maduro para equilibrar la situación a su favor y conseguir apuntalar a sus fuerzas políticas; este objetivo es aún hoy más deseado, luego que este sector se fragmentó.

La tonalidad de la actuación de los europeos difiere con el discurso y las acciones beligerantes de los gringos, pero esta diferencia es únicamente en formas, pues la actuación en África y Asia demuestran que tanto la UE como los EEUU practican una política criminal en cuanto a defender los intereses de sus empresas trasnacionales.

No podemos aceptar, bajo ningún pretexto la agresión a la soberanía del pueblo venezolano; los conflictos internos en la hermana república deben ser resueltos por ellos mismos.

Fuente: http://www.pcmle.org/EM/spip.php?article8641

martes, 21 de noviembre de 2017

ESTADOS UNIDOS, EL CAPITALISMO IMPERIALISTA DECADENTE, DEPREDADOR AMBIENTAL Y NEOFASCISTA


¿Quién domina el mundo?

José Murat

Intervencionismo imperialista con ropaje nuevo, y no derecho de intervención humanitaria como se presenta en su propaganda oficial, así define y resume la política exterior estaduniense uno de los ideólogos más lúcidos de Estados Unidos y del mundo, Noam Chomsky, en su más reciente obra editorial, ¿Quién domina el mundo?

Si bien esa política se ha recrudecido con el ascenso al poder de la derecha neofascista, no es el sello distintivo de un partido, Demócrata o Republicano, o de una administración en particular, Roosevelt o Reagan por citar dos nombres, es una doctrina de Estado emanada de la exitosa y rentable participación de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, donde se erigió, en mercadotecnia y liturgia, como el custodio de los valores universales cuando en realidad sólo protege intereses geopolíticos particulares en una amplia franja del mundo que asume como propia, la doctrina del Área Grande.

Colaborador de este mismo diario, con artículos y ensayos siempre documentados y de vanguardia, el profesor Chomsky afirma sin ambages que se trata del territorio que Estados Unidos debía dominar y que abarcaba el hemisferio occidental (incluida América Latina), el lejano oriente y el antiguo imperio británico (el sudeste asiático y África). Al menos dos terceras partes del mapa mundial, pues.

Con ese concepto del Área Grande, Estados Unidos mantenía un poder indiscutido con supremacía militar y económica, al tiempo que garantizaba la limitación de cualquier ejercicio de soberanía por parte de estados que podrían interferir en sus planes globales.

La doctrina del Área Grande, observa Chomsky, autoriza la intervención militar a voluntad y cita para sustentarlo al propio ex presidente Clinton, uno de los más liberales y calificados como progresistas, quien declaró que “Estados Unidos tiene derecho a usar la fuerza militar para proteger el acceso sin restricciones a mercados, suministros de energía y recursos estratégicos clave… y debe mantener enormes fuerzas militares desplegadas en avanzada en Europa y Asia para moldear la opinión de la gente sobre nosotros y los sucesos que afecten a nuestra subsistencia”.

Pero no es la población de Estados Unidos, los ciudadanos promedio que con su trabajo cotidiano sostienen a ese país (apoyados en la contribución sustancial de los migrantes decimos nosotros), quien dicta esa política exterior intervencionista y avasallante, sino las élites políticas y económicas, en la línea de pensamiento del sociólogo y politólogo alemán Robert Michels, plasmada en la ley de hierro de las oligarquías.

Específicamente, quienes determinan la política de gobierno de ese país en general, incluida la política exterior, son, a juicio del profesor Chomsky, los grandes corporativos industriales, comerciales y financieros, la cúpula del ya de por sí reducido 0.1 por ciento de la población que concentra el poder y la riqueza.

De ahí, concluye que la democracia estadunidense, algún día tenida por paradigmática y vendida como ejemplar, es hoy día y desde hace varias décadas una democracia mercantil, dominada y al servicio de esas grandes corporaciones, con elecciones presidenciales cuyo costo rebasa los 2 mil millones de dólares. De tal suerte que el sistema político se ha ido destruyendo progresivamente y ha metido cada vez más a los partidos hegemónicos en los bolsillos de las grandes empresas, con una escalada de costos electorales; los republicanos en un nivel de farsa, los demócratas no muy detrás.

Una democracia que no ha vacilado en usar la tortura física y, sobre todo, sicológica en contra de ciudadanos inermes de países que, en distintas épocas, ha clasificado como adversarios de sus intereses estratégicos: Medio Oriente, Vietnam, Camboya, Laos, Brasil, Chile, Argentina, Centroamérica, algunos países africanos pro soviéticos o no alineados. De modo flagrante e ilustrativo, los presos de la Bahía de Guantánamo, el reducto territorial estadunidense en la Isla de Cuba.

Pero también advierte que se trata de un imperio en decadencia, un imperio que al culminar la Segunda Guerra Mundial concentraba 50 por ciento del PIB mundial, la mitad de la riqueza producida en los cinco continentes, para pasar a 25 por ciento en la década de los 70, porcentaje que se ha ido reduciendo. Pero además, con serios problemas de endeudamiento, desempleo, congelamiento de ingresos personales y contracción de derechos sociales, sobre todo en materia de salud y seguridad social.

Un país de contrastes en donde al tiempo que la riqueza y el poder se han concentrado cada vez más, los ingresos reales de la mayor parte de la población se han estancado y la gente se las ha apañado aumentando las horas de trabajo y su endeudamiento, y con una inflación de activos, regularmente destruidos por las crisis financieras que empezaron cuando se desmanteló el aparato regulador, a partir de la década de 1980.

Hoy, en el mejor de los casos, sin caer en visiones apocalípticas infundadas, se trata de una economía que se disputa la hegemonía política y económica con otros dos bloques de poder, la Unión Europea y el sudeste asiático, pero además con una China ascendente por sí sola en el extremo del viejo continente, todavía con serios pasivos sociales pero con inmensos activos económicos y con productividad al alza.

Otro grave problema que observa es la insensibilidad histórica de los gobiernos estadunidenses con el creciente problema ambiental, cuyo último capítulo es la indiferencia ante los Acuerdos de París, de diciembre del 2015, dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del calentamiento global, instrumento signado ya por 195 países, menos Estados Unidos y Siria. Si alguna posibilidad había se diluyó con el inicio del mandato de Donald Trump, en enero del año pasado.

En suma, imperio decadente, democracia mercantil, elecciones desvirtuadas, violación sistemática de los derechos humanos, concentración del poder y la riqueza, son algunas características que el profesor Noam Chomsky identifica como los rasgos dominantes hoy día, sin contar el retroceso autoritario del neofascismo, de la democracia liberal que deslumbró a Alexis de Tocqueville en el siglo XIX.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2017/11/21/

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons